Laos: La mezcla perfecta

Laos: La mezcla perfecta

Llegamos a Laos sin saber mucho qué esperar de este país que hasta hace unos meses atrás no sabíamos exactamente donde se ubicaba en el mapa.

Atravesamos la frontera desde Tailandia en bus y llegamos a Vientiane, la capital de Laos que nos dio una calurosa y pacífica bienvenida. Digo pacífica porque resultó ser la capital más serena, anti caótica y tranquila que hay en todo el sudeste asiático (y podría ser de todas las capitales que he visitado). Tanto así que pudimos arrendar bicicletas para recorrer toda la ciudad sin sentirnos como que íbamos a ser atropellados en cualquier momento, como suele pasar en otras ciudades de la zona.

En nuestro primer recorrido nos encontramos con la grata e inesperada sorpresa de que Laos, al haber sido parte de la Indochina Francesa (junto con sus países vecinos Vietnam y Camboya), adquirió e integró gran parte de la arquitectura y gastronomía francesa visible a simple vista hasta el día de hoy. Nuestro estómago daba gritos de alegría al ver pastelerías francesas llenas de croissants, baguettes y dulces a precios del sudeste asiático (increíblemente barato)!

A pesar de que Vietnam y Camboya también fueron colonia francesa es más difícil percibir hoy en día su influencia, en Laos ésta es evidente.

Y así fue como cada mañana disfrutamos de riquísimos desayunos franceses a precios increíblemente baratos. Nuestro pastelería favorita de Vientiane fue Escandinavia donde por menos de 8 dólares (ambos) comíamos un verdadero banquete.

Visitamos tres ciudades en Laos (Vientiane, Vangvieng y Luang Prabang), siendo esta última nuestra favorita. Una hermosa ciudad (famosa por sus templos budistas que la llevaron a ser nombrada patrimonio de la humanidad en el año 1995) donde además de disfrutar su cultura y entorno saboreamos sus famosos “crepes” callejeros por solo 1,2 dólares! Habían dulces y salados, rellenos con las más diversas frutas y salsas. Y definitivamente de los mejores que probamos en el viaje (aunque su vecina Tailandia trate de imitarlos el ganador indiscutido es Laos).

Y cuando no estábamos comiendo pastelería francesa nos aventuramos a descubrir la verdadera comida asiática laosiana, donde encontramos varios platos que nos llamaron la atención.

El más conocido y famoso es el Laab, que es básicamente una ensalada de carne picada. La carne puede ser de todo tipo (¡hasta llegamos a probar el Laab de búfalo!), pero lo rico de este plato es que la carne es mezclada con especias como la menta, que le aporta gran frescura y sabor. Es aliñada con salsa de pescado y limón. ¡Un imperdible!

Ya habíamos visto por todos lados la famosa Papaya Salad (am mak hung) por lo que en un restaurante decidimos probarla. Como a ambos nos gusta el picante pedimos que fuera “middle spicy”, y resultó ser que al probar el primer bocado se nos salían las lágrimas de lo picante que era el plato. Así que si vas a pedir esta ensalada en Laos (que a pesar de lo picante es riquísima) recuerda pedirla “no spicy”, y así tendrás un picante adecuado al paladar occidental.

Otros ricos platos fueron el Pescado envuelto en hojas de plátano (mok pa) y el Lao Stuffed Lemongrass (Ua Si Khai), unas bolitas de cerdo cocinadas en o con lemongrass (¡otro nivel!).

Muy común es ver también los famosos pinchos de diversas cosas (como carnes y verduras) en los carritos de la calle, los buffet en los mercados de comida y los pescados a la parrilla.

 

 

 

No piensen que solo nos dedicamos a comer (aunque ya saben que para mi es parte primordial de un viaje), también recorrimos paisajes hermosos, disfrutamos de sus ciudades en bicicleta, nos sorprendimos con sus templos budistas, conocimos un lindo santuario de elefantes y las hermosas cascadas de Kuangsi.

 

Laos, además de encantarnos con sus paisajes y cultura, nos sorprendió gratamente con su pastelería francesa y su deliciosa gastronomía asiática, en resumen ¡con su perfecta mezcla de sabores!

18 Comments

  1. Kath te lo he dicho ya muchas veces, pero es que eres mi ídolo, de mayor quiero ser tu sin lugar a dudas.

    Otra cosa que no recuerdo nunca es no leerte con hambre, qué malísima eres, siempre nos haces la boca agua.

    Este post va directo al buzón de una amiga miga amante de Ásia que dice que ya no sabe donde ir de Ásia…pues mira aquí no ha estado

    Un Beso

    • Kath Behrens

      Jajaja, Xenia me reí mucho con tu frase “de mayor quiero ser tu sin lugar a dudas.” 😛

      Debería poner una advertencia antes de cada post “este post puede provocar deseos de comer” jaja. Es como ir al supermercado con hambre, no recomendable.

      Me alegro de que te hayas acordado de tu amiga, sin duda es un lugar que hay que conocer, un país increíble 🙂

      un beso para ti también!

  2. Extraña y hermosa mezcla de sabores, sí señora! Y de colores, aromas, paisajes… De las mezclas surgen cosas interesantes, y este país super desconocido para mí es el resultado de una mezcla deliciosa tal y como lo explicas y lo muestras. Enhorabuena por el viaje y por tu blog! Un abrazo, Kath!

    • Kath Behrens

      Así es Imma, una combinación de muchas cosas, eso es lo que hace ese país tan especial 🙂

      Gracias por pasar por aquí 🙂 Un abrazo grande para ti!

  3. Que maravilla, !!! Este viaje tuyo fué un sueño, te seguí fielmente por fb. Te imagino con tu libretita tomando apuntes de todos estos platos con sus ingredientes. Realmente este viaje me parece una experiencia que marca la vida. La comparto con el chef que seguro le inspira. Un abrazo

    • Kath Behrens

      Más que una libreta fue mi cámara la fiel recolectora de cada momento (imagina que en mis clases de cocina le tomaba fotos a cada paso e ingrediente para no olvidarlo! jaja) 🙂
      La verdad es que si, como dices es un viaje que te marca la vida, te abre la mente y te invita a seguir soñando en más viajes como éste.
      Un abrazo Mercedes!

  4. Kath, a mi que nunca me emociona Asia, ni su comida, ni las prisas ni la forma, cada vez que te leo y cuentas algo de allí cambio de idea, haces que vea con otros ojos no solo la comida, sino la gente, las formas me reconcilias con esa parte del mundo. Un beso

    • Kath Behrens

      Es una cultura tan diferente e interesante que realmente vale la pena conocerla! Espero poder cambiar la percepción de más gente con respecto a ese continente, es que es realmente (como dicen aquí) es una pasada! jaja, un abrazo Raquel!

  5. La verdad que no sabía que Laos era así. El Sudeste asiático lo tengo pendiente, pero por el momento con los chicos chiquitos no lo veo posible así que aprovecho a viajar y conocer a través de tus posts. Al tener comida más parecida a la nuestra, los aromas deben ser más parecidos a los de Occidente, no?
    Igual la comida típica tiene mucha pinta!
    Gracias por compartirlo. Te mando un beso!

    • Kath Behrens

      Caro, cuando tus niños estén mas grandes deberías aprovechar para ir a conocer, es realmente maravilloso!
      Si, entradas a una panadería/pastelería y es como teletransportarte por un momento al occidente, luego sales a la calle y te acuerdas que estas en Asia, jaja, toda una experiencia!
      Un beso para ti también!

  6. Cuantos kilos decías que habían engordado?
    jejejejeje Que viajes tan ricos los tuyos, quiero que me adoptes y me lleves contigo.

    • Kath Behrens

      Con todo lo que caminamos me vas a creer que no engordamos nada! Además que la comida asiática es súper saludable 🙂 (y eso que comíamos mucho).
      Un abrazo Lucy!

  7. ¡Qué pasada Kath! Realmente Asia es un continente que no me llama demasiado, pero son posts como éste los que me hacen cambiar de opinión y me animan a dar un pequeño salto hasta allí. Si alguna vez me animo volveré a pasarme por toda esta serie de entradas para coger la información de primerísima mano 😀 ¡Un besote muy muy grande!

    • Kath Behrens

      Te voy a terminar convenciendo entonces de tanto hablar del tema jeje, es que realmente Asia me cautivó! Ojalá algún día te animes y vayas a conocer 🙂
      Un besote para ti también!

  8. Sandra Mtz

    Después de leerte, si que parece un lugar que hay que conocer. ¡Me encantan tus viajes gastronómicos!
    Y felicidades por tu nuevo proyecto… ¡Ya quiero ver que nos tienes preparado!
    Saludos Kath.

    • Kath Behrens

      Gracias Sandra! En un par de meses ya revelaremos los detalles del nuevo proyecto, por mientras estamos trabajando duro y creando expectación 🙂 Un abrazo!

  9. Kath: Ya aprendí de Laos, gracias a tí. Como lo relatas la mezcla entre la cocina francesa y la laosiana es ideal. Las fotos buenísimas, dan ganas de probar cada palto que presentas. Un abrazo.

    • Kath Behrens

      Si es una mezcla genial! Sobre todo considerando que en general en Asia para el desayuno comen arroz, y nunca me pude acostumbrar a eso, jaja, por lo que tener esta mezcla es genial 🙂
      Un abrazo y gracias por pasar por aquí 🙂

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*