Gallo Pinto (plato típico costarricense)

Gallo Pinto (plato típico costarricense)

El Gallo pinto es un plato muy sabroso y fácil de preparar en base a arroz y frijoles negros, ¡un clásico de la cocina costarricense! 

En nuestra estadía en Costa Rica no sólo fuimos a disfrutar de las playas, el buen clima, y de los amigos y familia, también (y como siempre) aprovechamos para comer rico!

Un día en la casa de Esteban quise aventurarme y preparar uno de los platos típicos de la cocina costarricense, el Gallo Pinto.

El Gallo Pinto, que a simple vista se ve como un plato de arroz con frijoles negros, es el desayuno más popular del país,.. sé lo que están pensando, ¿para el desayuno? Si, a mi también me parece extrañísimo, pero es pura costumbre! La gracia del plato esta en su rico sabor dado por la mezcla de varios condimentos que le entregan un gusto y aroma muy especial.

Esta receta tiene un par de ingredientes “extra”, como el tocino y la mostaza, que no están en la preparación clásica pero que sin duda le otorgan más sabor y textura a este plato.

Si tomamos en cuenta eso de que “el desayuno es la comida más importante del día” este plato definitivamente cumple con todos los requisitos para empezar bien el día!

Tiempo estimado de preparación: 40 minutos

Ingredientes (6-8 porciones)

  • 300 grs de arroz blanco
  • 400 grs de frijoles negros enlatados (también pueden ser crudos, pero hay que considerar el tiempo extra de cocción)
  • 200 ml de caldo de frijoles negros (normalmente viene con los frijoles enlatados)
  • 100 grs de tocino
  • ½ taza de cilantro picado
  • 1 cebolla
  • 1 pimentón (chile dulce) rojo o verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de salsa lizano (o salsa inglesa)
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de sal

Paso a paso

  1. Cocinar 300 grs de arroz (aprox 1 taza y ½) siguiendo las instrucciones del paquete.
  2. Mientras se cocina el arroz picamos en cubitos pequeños la cebolla, el pimiento (chile dulce) y los 3 dientes de ajo. Lavar y picar finamente el cilantro. Dejar todo en pocillos aparte.
  3. Cocinamos el tocino y luego lo picamos en trozos pequeños. Al igual que los ingredientes anteriores, lo dejamos en un recipiente aparte.
    Opcional: Para darle más sabor a la mezcla se puede conservar el aceite del tocino para agregar luego a la preparación
  4. Sacamos los frijoles de la lata y los separamos del jugo que también dejamos en un recipiente aparte. Si el jugo de los frijoles no alcanza a ser 200 ml agregar un poco de agua hirviendo, sal y pimienta (a gusto) y revolver.
  5. Cuando el arroz esté listo ya podemos partir con la preparación. Calentar un sartén grande (o wok) y agregar 1 cucharada de mantequilla y/o 1 cucharada de aceite de oliva, agregar el ajo, el pimiento y la cebolla y sofreir a fuego medio por algunos minutos hasta que suelte olor. Luego agregar el caldo de frijol, 3 cucharadas de salsa lizano (o salsa inglesa), 1 cucharada de mostaza, 1 cucharadita de pimienta, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de comino revolver todo y dejar que hierva a fuego medio-alto. Luego agregar los frijoles y el tocino picado y revolver por un par de minutos. Finalmente ir agregando de a poco el arroz (ya cocinado) e ir revolviendo junto con la mezcla anterior por un par de minutos más. Cuando el caldo o jugo de los frijoles negros se haya absorbido por el arroz apagar el fuego y agregar el cilantro picado, revolver y servir. Cuidar de no dejar demasiado tiempo la mezcla final bajo el fuego para que la preparación no quede seca.
  6. Al momento de servir es común acompañar de natilla (crema ácida, bananos dulces y/o huevos revueltos o fritos.

2 Comments

  1. Ummm, sin duda tengo que preparar este plato, ¡entra por los ojos!

  2. Es simple y delicioso Vero! Un abrazo!

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*