Los Ángeles, California (y alrededores)

Los Ángeles, California (y alrededores)

Al fin tengo un poco de tiempo para actualizar el Blog, y es que desde que partimos de viaje el 28 de Diciembre hemos estado full, aprovechando el tiempo para recorrer y disfrutar lo máximo posible (como tiene que ser! Jaja).

Les quiero hacer un pequeño resumen de lo que fue nuestra estadía en L.A y alrededores y voy a aprovechar de ir contándoles las ricas cosas que probamos en este viaje!

Después de un vuelo del terror (donde cancelaron nuestro vuelo y tuvimos que tomar otro con 3 escalas 9 horas después) llegamos finalmente a L.A el día 29 a las 11 de la noche, para tomar un taxi que nos llevó al pueblo de Temécula donde estaba el grupo de amigos con los que nos íbamos a juntar. Lamentablemente nos perdimos el tour por la zona de los viñedos por llegar más de 12 horas después de lo planificado. Al día siguiente nos fuimos a Borrego Springs, ubicado en pleno desierto en la mitad de la nada. Nos quedamos en un RV (casa rodante), una experiencia totalmente nueva para todos nosotros! En la noche hicimos un rico asado (barbaque) y al otro día comimos un verdadero desayuno gringo, con mucho tocino, huevos y tostadas (Esteban estaba feliz!)

Hicimos un par de trekking por el sector muy lindos e interesantes y el 31 de Diciembre nos fuimos a San Diego a pasar el año nuevo! Nos toco una noche especialmente fría pero de todas maneras lo pasamos excelente!

Comimos en un Restaurante Italiano ubicado en Little Italy llamado Davanti donde probamos unos ricos calamares rellenos y una rica (pero picantísima) pizza de pepperoni.

Al día siguiente paseamos por San Diego y Coronado Beach, destaco especialmente los jugos de Juice Crafters en base a frutas, verduras y vitaminas, y el resturante Islander, ubicado en Coronado donde probé un plato delicioso llamado Seafood Chowder! Destacan también sus Tacones, ricos tacos de pescado!

Ya de vuelta en Los Ángeles nos quedamos donde Aldo y Ashley, amigos que viven en una linda casa en el sector de Costa Mesa. Hicimos un lindo recorrido en bicicleta por las playas Huntington Beach y Newport Beach.

En la noche fuimos a comer a Kaiten Sushi Bar, un pequeño restaurant ubicado en Costa Mesa. Tuvimos que esperar casi una hora para poder entrar, pero definitivamente valió la pena!! Tenía un sistema de “banda transportadora” donde los distintos platos iban pasando, y uno podía tomar el que quisiera o simplemente pedir a la carta y poner el pedido en la banda, el cual en aprox. 10 minutos ya estaba en el puesto. La comida estaba realmente deliciosa, me atrevería a decir que es uno de los mejores sushis que he probado! (veamos si esto cambia cuando vayamos a Japón jeje) Lo mejor es que la relación precio-calidad era excelente, donde comimos ambos (hasta mas no poder) por 40 USD (muy bien considerando los altos precios de esta ciudad).


Conocimos también el sector de Laguna Beach donde almorzamos en un lindo restaurante llamado Big Fish, con una vista increíble a la playa. Con Esteban pedimos camarones apanados en coco y mahi mahi (pescado) con risotto de champiñones, ríquisimo! Las sopas también se veían (y olían) deliciosas!


Al día siguiente hicimos un lindo recorrido (también en bicicleta) por Back Bay, donde paramos a almorzar en Balboa Island en un lugar llamado Crocker’s  donde compartimos una deliciosa hamburguesa Frank’s Big Beef . Excelente relación precio-calidad y muy buena atención!

Una de las noches que estuvimos allá cocinamos una rica cena estilo peruana en agradecimiento a nuestros anfitriones, donde el Ceviche Fusión y el Cheescake en base a yoghurt  fueron todo un éxito!

La última noche fuimos a cenar a Koreatown en Los Ángeles. Entramos a Quarters Korean BBQ, donde tuvimos una de las experiencias culinarias mas extrañas que hemos tenido. Nos sentaron en una mesa con una parrilla al centro y nos empezaron a traer muchos platos (como 10) de cosas raras, sin haber pedido nada aún! Cuando terminaron de traernos los platos tuvimos que preguntar como funcionaba el sistema, pero solo nos trajeron el menú donde aparecían distintos cortes de carnes y mariscos.  Luego de mirarnos las caras y reírnos porque no entendíamos nada supusimos que había que pedir algunos platos de la carta. Pedimos cervezas y 5 platos (de carnes, cerdo, pollo y camarones) y esperamos. No pasaron más de 5 minutos cuando llegó todo el pedido (crudo!), la mesera simplemente encendió la parrilla y comenzó a colocar cortes en ésta. A penas alguno de nosotros intentaba dar vuelta la carne aparecía algún mesero para dar vuelta la carne o la acomodarla cortándola (con una tijera!) en trozos pequeños. Ahí entendimos que todos los platos que nos habían llevado a la mesa eran para acompañar las cosas que iban saliendo de la parrilla. Todo lo que probamos estaba realmente exquisito! Buena atención y muy buenos precios, 100% recomendado.


Con la guatita llena y el corazón contento partimos a San Francisco! En la próxima entrada les daré los imperdibles de esa increíble ciudad!

5 Comments

  1. Me has puesto los dientes bien largooos! Qué envidia de viaje y qué bueno que lo hayáis podido disfrutar así de bien. Gracias por compartirlo con nosotros. Un beso

  2. ¡Qué envidia, Kath! Tiene todo una pinta estupenda y seguro que te lo estás pasando genial. Ya tengo ganas de que nos expliques vuestra siguiente parada. Te sigo en IG para seguirte la pista más de cerca ahora 😉

  3. Muchas Gracias Vero!! Un abrazo grande! 🙂 Puede que en Junio/Julio ande por España (nada seguro todavía), les aviso :)!

  4. Muchas gracias por seguirme Laura! Estamos disfrutando un montón! Ya les contaré mas de las próximas paradas de este increíble viaje :)! Un abrazo!

  5. Kathrin, qué bonita experiencia, y que suerte de poder seguiros! Un reportaje genial!

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*