Mermelada de duraznos casera

Aprovecha los duraznos de temporada y prepara una sabrosa mermelada de duraznos casera para que puedas aprovechar su sabor durante todo el año.

Hace algunas semanas decidí hacer mermelada con unos duraznos que me regaló mi mamá. Eran muchos y se estaban empezando a echar a perder y no vi mejor manera de conservarlos que en forma de mermelada. Busqué un par de recetas, y junto con algunos consejos de mi mamá (la experta en mermeladas) hice mi versión, ¡que quedó deliciosa! 

Suelo comer tostadas al desayuno, y la combinación de mermelada y queso es una de mis favoritas. También suelo usar este tipo de mermeladas para picoteos, con queso brie, camembert o queso crema queda increíble. 

En general las mermeladas llevan bastante azúcar, he visto recetas que llevan hasta 1 kg, pero a mi no me gustan tan dulces, así que les pongo aproximadamente ⅓  de la cantidad de fruta. Es algo muy personal, y también tiene que ver con que tan dulce está la fruta que vas a usar.

En esta ocasión los duraznos que tenía estaban bastante maduros y por lo tanto bien dulces, por lo que le agregué 2 tazas de azúcar (400 gr) y quedó perfecta, pero es solo una sugerencia. Les recomiendo ir probando a medida que la van preparando para ver si tiene el dulzor adecuado para su paladar.

¡Vamos con la receta!

Tiempo estimado de preparación: 1 hora y media
Porciones: 2 frascos de aprox 350 gr

Ingredientes

  • 1.5 kg de duraznos (aprox 10 a 12 unidades, pueden ser de cualquier tipo)
  • 400 gr (2 tazas) de azúcar
  • Jugo de ½ limón

Paso a paso

  1. Pelar los duraznos. No eliminar el carozo (cuesco) ya que nos ayudará a espesar la mezcla y a aprovechar la pulpa que tienen pegada.
  2. En una olla, agregar los duraznos, el azúcar y el jugo de 1⁄2 limón. Prender el fuego (medio-alto) y mezclar bien. Llevar a ebullición (aprox 5 min) y luego bajar a fuego medio-bajo, cocinar durante 30 minutos. Ir revolviendo con una cuchara de palo de vez en cuando para que no se pegue queme.
  3. Apagar el fuego y dejar que la mezcla se entibie.
  4. Una vez la mezcla se haya entibiado (aprox 15 minutos), volver a llevar a ebullición, bajar el fuego y cocinar 10 minutos más, ir revolviendo de vez en cuando. Puedes probar para confirmar si la mermelada tiene el dulzor adecuado, si crees que le falta azúcar puedes agregar un poco más en este paso.
  5. Repetir el paso 3 y 4 una a dos veces más hasta lograr una buena consistencia (espesa y untable)*.
  6. Dejar enfriar la mezcla unos 10 minutos y retirar los carozos con cuidado.
  7. (Opcional) Con la ayuda de una licuadora de mano, triturar un poco la mermelada para que no queden trozos muy grandes.
  8. Hervir los frascos que vas a usar (aprox 5 minutos) para esterilizarlos, secar bien y luego agregar la mermelada dentro. Cerrar bien los frascos.

*La idea de cocinar durante periodos cortos de tiempo y luego dejar enfriar es que la mezcla vaya tomando la consistencia adecuada (espesor y textura). Puede que con 2 hervores ya logres la consistencia adecuada sin necesidad de cocinar más tiempo.

¿Qué les pareció esta receta? ¿Se animan a hacerla? Si tienen alguna duda pueden dejarla en los comentarios 😉

3 Comments

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*