Shakshuka Ranchero

Shakshuka Ranchero

¿Amante de los desayunos contundentes y llenos de sabor? ¡Entonces esta receta te encantará! De la combinación del shakshuka (plato del medio oriente) con los huevos rancheros (mexicanos) nace el Shakshuka Ranchero, una explosión de sabor que no te dejará indiferente.

¡Llegó el momento de compartir esta delicia con el mundo!

Señoras y señores con ustedes el Shakshuka Ranchero, un plato lleno de color y sabor, ideal para esos Brunch del fin de semana que tanto nos gustan.  

Puede que a los puristas y defensores de las recetas originales les de un infarto, pero no me importa, porque esta es la combinación más perfecta que existe entre dos platos que me encantan: el shakshuka y los huevos rancheros.

El shakshuka tiene su origen en el medio oriente, es preparado en un sartén a fuego lento y está compuesto de tomates, especias y huevos. Se acompaña de pan pita. Los huevos rancheros son originarios de México, donde son muy populares para el desayuno, y básicamente consiste en huevos fritos acompañados con una salsa que tiene cebolla, tomates y salsa picante. Este plato se acompaña por lo general de tortillas de maíz y muchas veces también se le agrega frijoles refritos.

Para quienes me siguen sabrán que me encanta mezclar ingredientes y sabores en mis platos. Me inspiro en platos que he probado en restaurantes y en mis viajes por el mundo. El resultado de esta mezcla de sabores es simplemente deliciosa. La base es muy similar a la del shakshuka, añadiendo el toque picante y algunos ingredientes como el cilantro y el aguacate que son típicos de los huevos rancheros. El agregado de jamón o tocino es un agregado mío, que queda riquísimo pero es totalmente opcional.

Los créditos del nombre  “Shakshuka Ranchero” van para mi novio Esteban.

Si les encantan los desayunos originales y nutritivos recuerden que pueden comprar nuestro ebook con 25 Recetas de Brunch Saludable y sorprender a todos el fin de semana con platos deliciosos y además saludables.

No digo más.. ¡simplemente les pido que prueben esta delicia, les aseguro que querrán hacerla todos los fines de semana después de probarlo! 😉

Tiempo estimado de preparación: 25 minutos

Ingredientes (2 porciones)

  • 2 tomates grandes maduros (o 200 grs de tomates pelados en conserva)
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 3-4 láminas de jamón o tocino (opcional)
  • ½ cucharadita de pimienta
  • cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar morena
  • Aceite de oliva
  • 1 o 2 chiles rojos picantes (también puedes usar en salsa, 1 o 2 cucharadas) / a gusto cantidad
  • 1 palta (aguacate)
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • Tortillas de maiz, rodajas de pan fresco o pan pita para acompañar
  • 1 taza de frijoles negros o rojos (opcional)

Paso a paso

  1. Cortar el tomate, la cebolla, el ajo, el pimiento rojo y los chiles en trocitos muy pequeños. No desechar el jugo del tomate, ya que le aportará jugosidad a la preparación (lo mismo si ocupas tomates en conserva)
  2. Si agregas jamón, también cortar en trocitos pequeños. Si usas tocino, primero calienta bien el sartén, luego coloca las tiras de tocino hasta que se cocinen por ambos lados, retirar y cortar en trocitos.
  3. Alternativa 1 (si tienes procesador de alimentos): Usar una procesadora de alimentos para triturar la mitad de los ingredientes del paso 1: 1 tomate, ¼ de cebolla, ¼ de pimentón, 1 diente de ajo y los chiles. Añadir los condimentos; 1 cucharadita de pimienta, 1 cucharadita de comino, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar y triturar todo hasta obtener una salsa.Añadir el resto de los ingredientes sin triturar, junto con el jamón o tocino a un sartén con 1 cucharada de aceite de oliva y saltear durante 3 minutos aprox. Luego añadir la salsa anterior y mezclar todo bien. Dejar a fuego medio-bajo durante aprox 7 minutos para que se unan los sabores y se reduzca la mezcla.Alternativa 2 (si no tienes procesador de alimentos): Añadir la cebolla, el ajo, el jamón y el pimiento rojo a un sartén y saltear con 1 cucharada de aceite de oliva durante aprox 3 minutos. Luego agregar los chiles, el tomate y los condimentos; 1 cucharadita de pimienta, 1 cucharadita de comino, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar. Revolver todo muy bien y dejar a fuego medio-bajo durante aprox 7 minutos para que los ingredientes se mezclen y la preparación se reduzca.Si la mezcla está muy espesa agregar 3 cucharadas de agua y revolver bien.
  4. Cuando la mezcla esté bastante espesa, hacer espacio para agregar los huevos (como se muestra en la foto). Dejar que se hagan (sin revolver) durante aprox 6 minutos o hasta que la clara esté blanca y cocida. Puedes acelerar el proceso tapando el sartén durante un par de minutos.
  5. Retirar y decorar con hojas de cilantro y gajos de palta (aguacate)
  6. Poner el sartén directamente en la mesa y servir acompañado de tortillas de maiz, rodajas de pan o pan pita. Usa una cuchara o simplemente unta las tortillas o el pan en la mezcla.

¡Que hambre me dio! Espero que a ustedes también 😛

Tips adicionales:

  • Puedes añadir porotos (frijoles) rojos o negros para acompañar el plato.
  • Cuando me refiero a “procesadora de alimentos” puede ser una juguera, una 1,2,3 o una trituradora como la que aparece en la foto.

 

3 Comments

  1. Como desayuno no sé, pero en casa para cenar seguro que les encantará. El otro día hice un plato muy parecido (salvando las distancias,porque no llevaba guindilla, chiles ni aguacate) y el resultado fue un éxito. Y es que los huevos son siempre una garantía saludable.

  2. Jolín se me hace la boca agua, menuda pintaza, con lo que me gustan los huevos para los desayunos cotundentes, ñam, ñam!

    Un Beso

  3. Mmm… Mi amiga americana me hizo algo similar y estaba riquísimo aunque el suyo no llevaba nada de carne. Eso sí, lo comimos para cenar.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*