Falafels (al horno) sobre pan pita con salsa de yogurt y tahine 

Si te gustan los falafels pero no te gustan las frituras esta receta de falafels al horno (en su versión más saludable) te va a encantar. 

Receta adaptada del libro My Street Food Kitchen: Fast and Easy Flavours from Around the World

Me encantan los falafels, es una de mis preparaciones favoritas de la cocina árabe. Pero debo confesar que si bien me encantan las cosas fritas, no suelo hacer muchas frituras en mi casa (odio que quede todo pasado a fritura).

Faláfel o falafel1​ (en árabe egipcio: فلافل falāfil [faˈlaːfɪl], en arameo: ܦܠܐܦܠ) es una croqueta de garbanzos o habas. Suele consumirse en Oriente Medio, y en los últimos años se ha dado a conocer en occidente gracias a los restaurantes especializados en comida oriental y vegetariana. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahini, en pan de pita o bien como entrada. (Fuente: Wikipedia)

En esta oportunidad acompañé los falafels con pan pita, una ensalada de pepino, cebolla morada, palta (aguacate) y menta y una deliciosa salsa de yogurt con tahine. Pero puedes acompañarlos con arroz árabe, con un rico tabulé (aquí la receta) o sobre una simple ensalada verde.

Anímense a probarla y me cuentan que tal les pareció esta receta.

Tiempo estimado de preparación: 30 minutos

Nivel de dificultad: Media

Porciones: 12 unidades pequeñas u 8 grandes

Ingredientes

Para los falafel:

  • 180 grs de garbanzos cocidos
  • ½ cebolla morada
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • 1 diente de ajo
  • jugo de ½ limón
  • ½ cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (o polvos de hornear)
  • 1 cucharada de harina (de trigo, de almendras o de avena)
  • sésamo tostado para decorar (opcional)

Para la salsa:

  • 150 grs de yogurt natural
  • Jugo de ½  limón
  • 1 cucharada de tahine
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Puedes acompañarlo con pan pita y/o ensalada a tu gusto. Yo hice una de pepino con cebolla morada, palta (aguacate) y menta que queda deliciosa.

Preparación

  1. Si ocupas garbanzos ya cocidos, enjuagarlos con abundante agua para retirar cualquier impureza. Si ocupas garbanzos crudos, ponerlos en remojo durante la noche anterior. Eliminar el agua y cocinarlos en agua hirviendo hasta que estén blandos.
  2. En un procesador de alimentos añadir los garbanzos cocidos, ½ cebolla morada cortada de manera irregular, 1 puñado de cilantro fresco, 1 diente de ajo, jugo de ½ limón, comino, sal, pimienta, 1 cucharadita de bicarbonato o polvos de hornear y 1 cucharada de harina. Triturar todo muy bien.
  3. Armar bolitas y colocarlas sobre la bandeja del horno (con papel de horno o papel mantequilla por abajo para que no se peguen). Decorar con semillas de sésamo.
  4. Llevar al horno precalentado durante aprox 15 minutos a 200°C o hasta que estén levemente dorados. No dejarlos más de 20 minutos para que no se sequen.
  5. Mientras los falafel están en el horno preparamos la salsa y la ensalada para acompañar. Para la salsa simplemente mezclamos el yogurt con el jugo de limón, el tahine y una cucharada de aceite de oliva. Añadimos una pizca de sal y pimienta y revolvemos bien la mezcla.
  6. Finalmente sacamos los falafels del horno y podemos ponerlos al plato acompañado de ensalada fresca y pan pita o (como me gusta más a mi) poner todo (falafel, ensalada y salsa de yogurt) dentro del pan pita.

¿Qué les pareció esta receta? ¿Se animan a probarlos?

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*