Tsukiji Fish Market: El mercado de productos marinos más grande del mundo

Tsukiji Fish Market: El mercado de productos marinos más grande del mundo

Nunca imaginé que un mercado de productos del mar pudiera ser tan interesante. No se si fue su impresionante tamaño, su inmensa variedad o el hecho de que no hubiera olor alguno a pescado lo que más me sorprendió de este lugar. En este post les cuento mi experiencia recorriendo el mercado de productos marinos más grande del mundo: el Tsukiji Fish Market de Tokio (Japón).

Es inevitable que se me dibuje una sonrisa en la cara (y que me den unas ganas locas de atravesar nuevamente el mundo) cada vez que recuerdo el hermoso viaje que hicimos el año pasado a Japón. 

Este increíble país asiático nos sorprendió de principio a fin. Su comida, sus costumbres, su gente, sus paisajes,.. todo ahí es tan diferente a lo que conocemos que me encantaría que todos pudieran visitarlo por lo menos una vez en la vida.

Hace un tiempo escribí un post titulado Japón: Sabores sorprendentes desde el otro lado del mundo, donde les conté sobre el recorrido que hicimos en 10 días, algunas cosas que nos sorprendieron y los deliciosos sabores que probamos. Pensé en contarles en ese post sobre el lugar que les voy a contar en el post de hoy, pero la verdad es que me sorprendió tanto y tenía tanto que contar al respecto que decidí dejarlo para más adelante. Llegó el momento.

La verdad es que no sabíamos mucho al respecto, pero varias guías de viaje recomendaban despertarse a primera hora de la mañana e ir a recorrer el mercado de Tsukiji y comer el sushi con el pescado más fresco que podrías probar jamás. El plan no sonaba nada mal, raro sí, ¿sushi para desayunar? estábamos en Japón, había que probarlo.

tsukiji-tokio

Una de las mayores atracciones del mercado sucede al abrir sus puertas, entre las 5 y 6 de la madrugada es la famosa subasta de atunes. En este evento se subastan los atunes de gran tamaño ante compradores que poseen una licencia especial para participar. El problema es que es un evento tan solicitado que hay cupo limitado para los turistas (solo 120 por día), y hay que llegar a las 3 de la mañana para lograr ser uno de los afortunados observadores del evento. Por lo que, a pesar de que sonaba interesante, decidimos que no queríamos arriesgarnos a quedarnos fuera congelándonos y preferimos llegar un poco más tarde para recorrer el mercado con calma.

En la subasta de atunes, que se realiza aproximadamente a las 5 de la mañana, se subastan los atunes de mayor tamaño y calidad. Los atunes son pesados y revisados cuidadosamente por los expertos en el tema y subastados entre quienes tienen licencia para poder comprarlos. Un atún rojo puede llegar a costar 100.000 USD (aunque se ha llegado a pagar muchísimo más por algunas piezas).

Para poder ver toda la actividad del mercado había que llegar a primera hora, por lo que cerca de las 8 de la mañana ya estábamos en el lugar. Comenzamos recorriendo la zona principal, donde es posible ver todo tipo de pescados y mariscos en enormes cantidades. Me llamó la atención que habían cajas rotuladas con nombres de diversos países del mundo como Rusia, Tailandia y países de Europa, que salen vía terrestre, aérea y marítima a distintos puntos del planeta.

tsukiji-mercado

Otra de las cosas que más me llamó la atención es que no había ningún olor a pescado. Y es que al parecer los que ahí trabajan deben cumplir normas estrictas de higiene y limpieza. Además todo lo que ahí se vende esta tan fresco que no desprende olor alguno.

tsukiji-work

No es tan fácil desplazarse por los pasillos del lugar, ya que está todo bastante mojado y la gente va de un lado a otro. La zona central se utiliza más bien para venta mayorista, restaurantes, y exportación y no tanto para la venta al público general.

El mercado de Tsukiji mueve casi 3.000 toneladas diarias de 450 especies distintas de pescados y mariscos, lo que lo transforma en el mercado de este tipo más grande del mundo.

sea-products-tsukiji seafood-market-tokio

Luego de este interesante recorrido decidimos ir a dar una vuelta por las afueras del mercado, donde hay un sinfín de puestos de comida (de todo tipo) y más de 400 mini restaurantes donde apenas caben tres o cuatro comensales.

A pesar de que no sabía (ni entendía) casi nada de lo que ahí vendían, era muy interesante ver la dinámica del lugar. Pescados secos, pescados y mariscos a la parrilla, sopas en grandes ollas, implementos de cocina, de todo era posible encontrar en las afueras del mercado.

tsukiji-mariscos productos-tsukiji

Los famosos restaurantes que rondan el mercado abren a las 5 am, y están abiertos hasta aproximadamente la 1 de la tarde (el mercado cierra cerca del mediodía). Pasamos por fuera de la calle donde se encuentran las restaurantes de sushi más populares del lugar, pero las filas eran tan largas (a las 10 am) que decidimos ir a desayunar a un lugar menos concurrido por turistas.

tsukiji-restaurantsFue así como llegamos a un pequeño local, con tan solo 3 puestos, donde el dueño apenas hablaba un par de palabras en inglés y donde disfrutamos de una deliciosa sopa miso acompañado de uno de los mejores nigiris (arroz y pescado) que probamos en este viaje.

tsukiji-sushi-restaurant

desayuno-tsukiji-tokioDebo confesar que era muy extraño estar comiendo pescado y arroz a las 10 de la mañana, pero estando ahí era imposible no hacerlo.

En resumen, fue una experiencia muy interesante y particular. Y a pesar de que lo disfrutamos mucho nos quedó rondando una pregunta en la cabeza… y es que después de ver la impresionante cantidad de peces y mariscos que diariamente sacan de los océanos, ¿cómo es que todavía hay vida en el mar?.. sin duda un tema delicado que queda en evidencia al tener la oportunidad de vivir este tipo de experiencias.

Noticias sobre su traslado

Escribiendo este post me encontré con la triste noticia de que el mercado de Tsukiji dejaría de existir en noviembre de este año al ser trasladado a Toyusu (ubicado aprox. a 2 km del lugar actual) a unas modernas y tecnológicas instalaciones. Una noticia lamentable considerando que las nuevas instalaciones no tienen nada que ver con el mercado tradicional actual.

Hace pocas semanas atrás se comunicó que hay problemas para hacer el traslado en la fecha prevista debido a la contaminación del subsuelo del nuevo lugar, por lo que los turistas, comerciantes y vecinos del lugar aún podrán disfrutar de este impresionante y singular Mercado mientras no se solucione este problema. (ver la noticia aquí)

Puedes ver más fotos sobre nuestro recorrido en la siguiente galería:

 

 

Booking.com

8 Comments

  1. Tengo muchisimas ganas de ir a Japón, pero la verdad… tengo alergia al marisco y al Barbudo le da cosilla que vayamos y por falta de entendimiento con el idioma, me pase algo. Así que tendremos que practicar nuestro English a tope para poder visitar ese precioso país 😉

    • Kath Behrens

      Japón es un país maravilloso, no dejes de visitarlo por miedo al idioma, la verdad es que sabiendo un poco de ingles ya están al otro lado. Muchas cosas están en japonés por lo que más bien se necesita un poco de sentido común y una gran sonrisa y ya está. Los japoneses son un amor, siempre te van a ayudar aunque sea con señas ;). Y por la comida no te preocupes, hay muchas otras opciones al pescado (aunque no puedo negar que es de lo que más comen). Un abrazo Ari!

  2. Que crónica más completa…¡Me encantó! Ya sabes lo mucho que admiro todas tus experiencias viajeras que estoy segura han marcado y marcaran tu vida para siempre. Estoy más que feliz que nos las compartas todas aunque te confieso que a esas horas creo sería incapaz de comer pescado jaaaa! Un beso enorme Kath

    • Kath Behrens

      Muchas gracias Mercedes! Me encanta compartir este tipo de experiencias para animar a otros a viajar y vivirlas. Jajaja, créeme que yo tampoco estaba muy convencida con lo del pescado para el desayuno, pero resulto delicioso!

  3. Súper interesante, Kath. Sueño con ir a Japón desde hace mil años, pero Rubén opta siempre por volver a casa, a Chile, así que imagino que tardaremos en ir. Hay eu ver cómo podemos cambiar la perspectiva de las cosas más mundanas, como la venta de pescado, cómo siempre, cuentas las cosas para que podamos vivirlas. Un abrazo

    • Kath Behrens

      No tenía idea que Rubén era Chileno!! Mándale saludos de su compatriota! Vas a tener que tratar de convencerlo por que Japón es un país maravilloso! Yo sueño con volver. Un abrazo Raquel 🙂

  4. He oído hablar mucho de este lugar e incluso he visto dos reportajes del canal Viajar donde lo visitan a invitan a admirarlo a través de la pantalla. Una vez más, con tus fotos, sigo admirando ese lugar, que como bien dices ¡¡no huele!!. Es sorprendente!. Lamentable el cambio de ubicación y máxime cuando el nuevo lugar tiene algunas deficiencias que el antiguo seguramente no ha tenido. Seguro que avanzamos? Con el encanto que tiene lo tradicional, y máxime en una cultura como la asiática donde las cosas tienen el valor de la historia que cuentan.

    • Kath Behrens

      Estoy muy de acuerdo con lo que dices Yolanda! A veces la tradición tiene poco peso a la hora de tomar este tipo de desiciones, cuando al final debería ser uno de los argumentos principales a la hora de decidir si trasladar/cerrar o no un lugar como este. Una pena. Pero bueno, sigue estando ahí por un tiempo más para quienes puedan disfrutarlo mientras existe.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*