Berenjena asada con salsa de miso, granada y menta

Una deliciosa preparación llena de color que te sorprenderá por su combinación de texturas y sabores, ¡no dejes de probarla!

Hoy les traigo esta riquísima receta que descubrí hace poco, se trata de unas sencillas pero deliciosas berenjenas asadas con salsa de miso.

El miso es una pasta de origen japonés que se elabora a partir de semillas de soja y/o cereales y sal marina fermentada con hongo koji. Tiene un sabor refinado, dulce y rico en umami. Se puede utilizar para elaborar caldos y también como aliño de verduras y ensaladas.

Me inspiré en un plato que probé hace poco en un restaurante en Barcelona, que me cautivó desde el primer bocado. Luego de hacer algunas pruebas y averiguaciones llegué a la receta que les traigo hoy, ¡y no me aguanté las ganas de compartirla con ustedes!

Es una preparación sencilla, original y versátil. Por ejemplo puedes acompañar este plato con una porción de arroz, quinoa o bulgur y tener un plato muy completo o también puede funcionar muy bien como primer plato (entrante) en una cena.

El queso fresco y la menta le aportan mucha frescura y la granada un precioso color, textura y un toque ácido-dulce bastante único. Por otro lado, la berenjena asada potencia su sabor al mezclarla con la salsa de miso, ¡una combinación totalmente irresistible!

Si te gusta probar sabores diferentes estoy segura de que esta preparación te encantará 😉

Tiempo estimado de preparación: 25 minutos
Nivel de dificultad: Fácil
Porciones: 1 a 2

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • ⅓ de granada (aprox ½ taza de semillas)
  • 1 puñado de menta fresca (o cebollino)
  • 80 gr de queso fresco, feta o de cabra (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 pizca de sal

Para la salsa miso:

  • 2 cdtas de pasta de miso
  • 1 cdta de miel
  • 2 cdtas de soja
  • 2 cdtas de mirin (o sake)*
  • 1 cucharada de agua

* Si no tienes mirin o sake, puedes reemplazarlo por vinagre de jerez o balsámico.

Paso a paso

  1. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180℃.
  2. Lavar y cortar la berenjena por la mitad (a lo largo). Con la ayuda de un cuchillo hacer cortes profundos en diagonal, cuidando de no atravesar la cáscara.
  3. Esparcir 1 cucharada de aceite de oliva por cada cara y una pizca de sal. Llevar al horno precalentado durante aprox 15 minutos a 200℃ o hasta que la berenjena esté tierna y levemente dorada.
  4. Mientras la berenjena está en horno, lavar y picar la menta y desgranar la granada. Limpiar los granos en agua para desprender los restos de cáscara.
  5. En una olla agregar 2 cdtas de pasta de miso, 1 cdta de miel, 2 cdtas de soja, 2 cdtas de mirin (sake o vinagre) y 1 cucharada de agua. Calentar y remover hasta que se mezcle bien todo (y se disuelva bien la pasta de miso), esperar a que comience a burbujear y apagar el fuego. Reservar.
  6. Cuando las berenjenas estén listas añadir la salsa de miso (del paso anterior) y esparcir en ambas caras de la berenjena asada. Finalmente añadir el queso fresco, las semillas de granada y la menta fresca picada.  

Tips:

  • Añade una base de quinoa, bulgur o arroz para tener un almuerzo-cena completa
  • Si no tienes granada, no es imprescindible, aunque le da un toque ácido-dulce muy rico y el contraste de color resulta muy bonito.

¿Qué te ha parecido esta receta? ¿Te ha gustado la combinación de sabores y colores? Si tienes alguna duda o comentario te invito a dejar un comentario 😉

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*