Chips caseros de camote (boniato)

¿Quieres un snack fácil y saludable? Haz tus propios chips caseros de camote (boniato) en pocos minutos y con tan solo 3 ingredientes y disfruta de su crujiente textura y rico sabor.

Hace algunas semanas tenía en casa unos camotes (boniatos) con los que preparé la deliciosa sopa de tortilla con camote que les subí hace un par de meses al blog. Me sobraba uno y no quería que se me echara a perder, por lo que decidí hacer una receta súper simple; unos ricos y crujientes chips caseros de camote.

Me encanta esta idea ya que es ideal para un snack saludable entre comidas o para poner sobre una mesa de aperitivos. ¡Además solo necesitan 3 ingredientes para hacerlos!

Si quieres más ideas de aperitivos te invito a ver mi ebook 31 aperitivos, con ideas ricas, fáciles y originales para sorprender a tus invitados. Click aquí para saber más

Si no tienes camotes también puedes hacerlo con papas o con zanahorias 😉 ¡Vamos con la receta!

Tiempo estimado de preparación: 30 minutos

Dificultad: Fácil

Porciones: 2

Ingredientes

  • 1 camote
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cdta de sal
  • ½ cdta de pimienta o merquén (opcional)

Paso a paso

  1. Precalentar el horno durante 10 minutos a 150℃.
  2. Pelar el camote. Con el mismo pelador o una mandolina cortar el camote en gajos delgados. (si no tienes ninguno de los implementos anteriores puedes usar un cuchillo, debes cortar gajos lo más delgados posibles).
  3. Agregar todos los gajos a un recipiente y añadir 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cdta de sal y 1/2 cdta de pimienta o merquén (también puedes agregar orégano o ajo en polvo). Mezclar todo muy bien con las manos.
  4. Distribuir los gajos (sin que se toquen) en una bandeja de horno con papel mantequilla/ de horno (para que no se peguen).
  5. Hornear a 180 ℃ durante aprox 8 minutos (o hasta que estén levemente dorados) y dar vuelta con cuidado, hornear 5 minutos más para que se doren por ambas caras. Si es necesario hacer 2 tandas (siempre vigilando para que no se quemen).
  6. Dejar enfriar sobre la bandeja de horno y disfrutar!

Tips:

  • Si no vas a comerlos inmediatamente procura guardarlos en un recipiente hermético para que no pierdan crujencia.
  • Cada horno es diferente, por lo que te sugiero estar muy atento al momento de hornearlas para que no se quemen. Deben quedar levemente doradas por ambos lados para que queden crujientes.

¿Que te ha parecido esta sencilla receta? ¿Te gustan los snacks caseros fáciles y saludables? Te invito a dejar un comentario si tienes dudas o alguna experiencia que quieras compartir 😉

4 Comments

  1. Qué rico! Otra más para mi lista de recetas por probar!

  2. Lucia Zamora

    Excelente! Me encanta de que son horneadas y no fritas.
    Muchas gracias!

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*