Pastel de Choclo

Hoy les traigo la receta de uno de mis platos chilenos favoritos, se trata del Pastel de Choclo, un pastel elaborado en base a maíz y pino (carne molida con cebolla) que va al horno. Se acompaña generalmente de ensalada chilena (tomate y cebolla) o simplemente de tomates.

La verdad es que cuando lo preparé hace algunas semanas atrás nunca pensé que fuera tan fácil de hacer, por lo que los invito a meterse en la cocina y preparar este exquisito plato. Les aseguro que van a sorprender a todos en su casa 😉

Tiempo estimado de preparación: 50 minutos

Ingredientes (4 porciones grandes / 6 medianas)

  • 500 grs de carne molida
  • 2 pechugas (muslo) grandes de pollo (a gusto)
  • 4 choclos grandes (o 1 kg de choclo desgranado en bolsa)
  • 3 huevos
  • 6 aceitunas y un puñado de pasas (a gusto)
  • 30 grs de Mantequilla (2 cucharadas)
  • Sal
  • Pimienta
  • Azúcar
  • Un puñado de hojas de albahaca (opcional)
  • 1 taza de leche
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva o maravilla
  • Comino (a gusto)
  • Ají de color po merquén (a gusto)

Paso a paso

  1. Pelar los choclos y limpiarlos con agua para sacar residuos y pelos del choclo. Desgranar los choclos (usa un buen cuchillo para esto!) y poner los granos en un Bowl o recipiente grande. 
  2. Moler los granos en una 1,2,3 o Juguera hasta que tenga una consistencia pastosa. Si tienes, agrega algunas hojas de albahaca al moler los granos.
    Si usas la Juguera para moler, agrega en este paso la taza de leche para que se muela bien.
  3. Poner a calentar una olla grande con 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio, esperar 2 minutos para que se caliente y poner la pasta de choclo. Empezar a revolver para que la pasta comience a espesarse y agregar las 2 cucharadas de sal, 1 cucharada de azúcar, 30 grs de mantequilla y 1 taza de leche a la mezcla (ojo! si ya le pusiste leche en el paso anterior, no volver a poner). Mezclar todo muy bien y esperar aprox. 15 minutos a que la mezcla esté bien espesa. Revolver de vez en cuando.            
  4. Poner los huevos en una olla con agua fría a fuego medio y esperar a que hierva, luego cocinar por aprox 15 minutos. No tapar la olla. Sacarlos los huevos del agua, pelarlos y cortarlos en rebanadas gruesas.
  5. Mientras la pasta de choclo se está calentando y espesando, preparamos la carne con la cebolla, mezcla que se conoce como pino. Cortamos en cubitos pequeños la cebolla y salteamos en un sartén grande con aceite de oliva durante aprox. 5 minutos. Cuando la cebolla se ponga blanda (cuidar de que no se ponga café) agregamos la carne molida y empezamos a revolver hasta que esté bien cocida. Agregamos una pizca de sal, pimienta, comino y ají de color (a gusto) y revolvemos bien. Si la carne no suelta mucho jugo, agregar un poco de agua hirviendo a la mezcla (¼ de taza). Dejar enfriar el pino.
  6. En pocillos individuales aptos para el horno (idealmente de greda) repartir el pino (con su jugo) en porciones iguales (1) y agregar una rebanada de huevo duro a cada porción (2). Añadir una aceituna y un par de pasas a gusto (yo no le puse porque lamentablemente no tenía). Finalmente agregar la pasta de choclo hasta cubrir cada pocillo (aprox 2 a 3 cm) y espolvorear con un poco de azúcar cada porción (3). Poner los pocillos en una bandeja de horno
  7. Precalentar el horno a 180 grados por aprox. 5 minutos y luego calentar a 200 grados los pocillos durante aprox. 20 minutos, o hasta que la superficie del pastel de choclo comience a dorarse. Sacar y servir inmediatamente. Puedes acompañar con rebanadas de tomate fresco.

Algunos comentarios adicionales:

  • Generalmente el pastel de choclo lleva también un pedazo de pollo bien cocido. Este se agrega luego del pino y antes de agregar la pasta de choclo cuando estamos armando cada pocillo. A mi no me gusta tanto como queda con pollo, pero es totalmente un gusto personal.
  • Las fuentes de greda mantienen muy bien el calor, es por eso que se usan generalmente para este tipo de preparaciones, pero si no tienes puedes ocupar una gran fuente de vidrio (o material apto para el horno) y al sacar del horno cortar en porciones iguales.

 

¡Espero que se animen a prepararla y contarme como les quedó!

9 Comments

  1. ¡Qué riquísimo, por favor! A mí que me apasiona el maíz en todas sus variedades, ¡esto tengo que probarlo!

  2. Impresionante! Me encanta la presentación individual y el sabor debe ser extraordinario con el dulzor del maíz. Me gusta!

  3. Tiene una pinta buenísima!!!

  4. qué rico!!! esta la haré segurísimo!! Nos encanta el maíz!, la gastronomía de Chile tiene muchas similitudes con la de las Islas Canarias 😉 ñam ! ya te contaré cuando lo haga! un saludo. Gracias por compartir

  5. No sabes lo rico que queda este plato, tendrás que probarlo si o si!

  6. De todas maneras me tienes que contar cuando la prepares! Un abrazo!

  7. :)! Una pregunta Laura, cual es tu blog? (veo un par en tu perfil pero no los veo activos!) saludos!

  8. Tiene una pinta espectacular!! Gracias por compartir esta delicia chilena ;-o)

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*