Hamburguesa vegetariana de garbanzos y quinoa acompañada de coleslaw

No dejes de probar esta riquísima y colorida burger vegetariana en base a garbanzos y quinoa acompañada de coleslaw (ensalada de col). ¡Una forma sana, nutritiva y diferente de comer hamburguesas!

Me encantan las hamburguesas, y desde que descubrí el mundo de las veggie burges (hamburguesas vegetarianas) se abrió para mi un mundo de posibilidades a la hora de combinar distintos ingredientes de origen vegetal (verduras, cereales, granos, etc..) para transformarlas en una rica burger.

No soy vegetariana, pero cada vez consumo menos carne ya que creo (o mas bien estoy segura) que consumimos más de lo que deberíamos y además existe un sinfín de platos en los que podemos prescindir de ésta sin echarla (en lo más mínimo) de menos. 

Lo que me gusta de esta hamburguesa son tres cosas; su textura (muy firme y manejable), su sabor (recuerda al falafel y es muy sabrosa) y por último lo bien que queda combinado con coleslaw (que le aporta colorido, una textura crujiente y jugosidad).

“El coleslaw o cole slaw es una ensalada de origen holandés que consiste en col blanca cruda picada fina y acompañada de zanahoria igualmente troceada. Existen muchas variaciones de la receta que pueden llevar otros ingredientes como col lombarda, piña, o manzana.” (Fuente: Wikipedia)

La ensalada de coleslaw que por lo general lleva azúcar, en esta receta lleva como reemplazo manzana, que le aporta el toque dulce. Me inspiré en la receta de Jiiva que vi en su blog hace poco.

Estas hamburguesas las puedes comer tanto al plato como en pan. Al plato son ideales para llevar en tupper (más ideas de comidas para llevar en tupper aquí) y en pan (tipo hamburguesa o pita) son ideales para tener en una junta con amigos o para comer un día cualquiera en casa. Además en el paso a paso de la receta te dejo dos alternativas de cocción de la hamburguesa: al sartén o al horno. De ambas formas queda bien aunque personalmente yo las prefiero al sartén ya que quedan más jugosas.

Al final del post te doy otras alternativas de acompañamientos que van bien tanto al plato como en pan de hamburguesa.


Si estás buscando más alternativas de este estilo te invito a ver la receta de esta deliciosa Hamburguesa de frijoles negros, shiitake y jalapeños


¡Vamos con la receta!

Tiempo estimado de preparación: 45 minutos
Nivel de dificultad: Medio
Porciones: 6 a 8 hamburguesas

Ingredientes

Para las hamburguesas

  • 2 tazas (400 gr) de garbanzos cocidos
  • 1 taza de quinoa cocida (200 gr)*
  • ½ puerro picado (aprox ½ taza) – alternativa: ½ cebolla
  • ½ taza (100 gr) de perejil fresco picado
  • 1 zapallito italiano (calabacín)
  • ½ cdta de comino
  • ½ cdta de pimienta
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de paprika, merkén o similar (opcional)
  • 1 huevo
  • 1 taza de pan rallado o panko (también puedes usar avena o harina de avena)
  • Aceite de oliva o vegetal
  • Pan de hamburguesa, pita o similar (opcional)

Ensalada coleslaw (para acompañar):

  • 2 zanahorias
  • 1 taza de repollo (col) morado (picado muy fino)
  • 2 tazas de repollo (col) verde (picado muy fino)
  • 1 manzana
  • 1 cdta de sal
  • jugo de 1 limón
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cdta de mostaza dijon
  • 1 cdta de pimienta

*Para cocinar la quinoa (100 gr de quinoa = 1 taza de quinoa cocida): Lavar la quinoa (con la ayuda de un colador) con abundante agua para que pueda soltar el almidón. Escurrir el agua. Agregar la quinoa a una olla mediana junto con 1 taza de agua hirviendo y una pizca de sal y pimienta. Cocinar tapada durante aproximadamente 15 minutos a fuego medio-bajo hasta que el agua se haya evaporado. 

Paso a paso

Para las hamburguesas:

  1. Agregar a un procesador de alimentos los garbanzos cocidos (sin agua), la quinoa cocida, el puerro picado, el perejil y los aliños (sal, comino, pimienta y paprika). Triturar todo durante algunos segundos para que se mezcle bien. Probar y ajustar los aliños en caso de ser necesario.
  2. (Opcional) Rallar el zapallito italiano y estrujar sobre un colador para quitar el exceso de agua. Agregar a la mezcla anterior y mezclar bien.
  3. Batir 1 huevo y agregar a la mezcla anterior (de quinoa con garbanzos), agregar también una taza de pan rallado para espesar. Mezclar todo muy bien.
  4. Separar la mezcla en 6 porciones y con la ayuda de las manos formar una bola, aplastar con cuidado con las palmas de la mano para darles forma de hamburguesa.
  5. Al sartén: Calentar un sartén grande o tipo grill, agregar un chorro de aceite y colocar las hamburguesas. Cocinar durante aprox 5 minutos o hasta que esté levemente dorada y dar vuelta. Cocinar durante 3 minutos más. Hacer un par de tandas si no caben todas, lo ideal es tener espacio para poder darlas vuelta sin problema. El tiempo de sartén dependerá de qué tan gruesas están las hamburguesas, debes asegurarte de que queden crujientes por fuera y doradas.
  6. Al horno: Precalentar el horno a 180 grados y colocar las hamburguesas sobre una bandeja de horno (idealmente con papel de horno o similar para que no se peguen). Calentar durante aprox 15 minutos y cuando estén doradas dar la vuelta. Calentar 10 minutos más.

 

Para la ensalada coleslaw:

  1. Picar finamente el repollo morado y el repollo verde y colocar en un recipiente. Agregar 1 cdta de sal y con la ayuda de las manos ir revolviendo y al mismo tiempo estrujando para sacar el exceso de agua. Eliminar el exceso de agua. Rallar la manzana y la zanahoria y agregar a la mezcla anterior.
  2. En un recipiente aparte mezclar la mayonesa, la mostaza, la pimienta, el vinagre y el jugo de limón y revolver con la ayuda de una cuchara (también puedes agregar los ingredientes por separado directamente a la mezcla).
  3. Combinar la mezcla de repollo y zanahoria con la salsa y mezclar bien para que todo quede bien impregnado. Dejar tapado en el refrigerador (nevera) por lo menos durante media hora. Si al sacarlo del refrigerador ha soltado mucha agua, eliminar el exceso.

Finalmente colocar la hamburguesa dentro del pan junto con una porción de coleslaw o al plato sin pan para una versión más saludable, ¡como tu prefieras!

Otras alternativas de acompañamiento:

  • Lechuga + cebolla morada encurtida + salsa de yogurt o tahine
  • Pimientos asados + rúcula
  • Pepinillos + salsa de mostaza-miel
  • Rodajas de palta (aguacate) + cebolla morada encurtida + brotes de soja

¿Qué te ha parecido esta receta? ¿Te gusta la combinación de sabores? Si tienes alguna duda o comentario déjalo aquí abajo 😉 ¡Y recuerda que si haces esta receta me encantaría que me cuentes o me mandes una foto a través de instagram o facebook para poder compartirla, gracias!

2 Comments

  1. Definitivamente, tendré que probarla!

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*