7+1 consejos prácticos para disminuir el desperdicio de alimentos en tu hogar

Pequeños cambios de hábito pueden hacer una gran diferencia a la hora de luchar contra uno de los grandes problemas que tenemos hoy en día en el sector de la alimentación; el desperdicio de alimentos. ¡Mira estos sencillos y prácticos consejos para aplicarlos en tu hogar!

Hace tiempo quería escribir sobre un tema que siempre me ha llamado muchísimo la atención; el desperdicio de alimentos. 

En los últimos años me ido haciendo cada vez más consciente sobre los problemas medioambientales que están afectando el planeta y que están relacionados con el exceso de consumo, la falta de educación ciudadana y la irresponsabilidad de los gobiernos y la industria, entre otros.

“¿Sabías que aproximadamente ⅓ de los alimentos que se producen a nivel mundial termina en la basura  y que más del 50% del desperdicio se produce en nuestros hogares?” (Fuente: olioex.com)

Recién en los últimos años ha comenzado un movimiento mundial para generar conciencia alrededor de temas como la generación excesiva de basura, el altísimo consumo de plástico y otros desechos no biodegradables y el gran desperdicio alimentario que hay en toda la cadena alimentaria (productores, procesadores, minoristas  y hogares). 

Estos temas dan para mucho que hablar y analizar, pero hoy quiero enfocarme específicamente en el desperdicio de alimentos. Siempre me ha llamado muchísimo la atención y ahora (gracias a que estoy muy metida en el mundo de la gastronomía) soy más consciente que nunca de la cantidad de alimentos que se tiran a diario en los hogares, restaurantes, mercados, supermercados, etc.

No soy ninguna gurú del tema, pero en los últimos años he seguido de cerca a organizaciones que luchan contra este gran problema a nivel mundial y creo que una de las bases para erradicar (o al menos disminuir) este problema es creando conciencia y motivando a la acción a través de la educación; informando y dando alternativas prácticas que motiven a las personas a hacer pequeños cambios de hábitos. 

Con este post quiero aportar un granito de arena y darles 7+1 sencillos y prácticos consejos para luchar contra el desperdicio de alimentos en casa, uno de los lugares donde más comida termina en la basura.

1. PLANIFICA TUS COMPRAS

Para mi la organización y planificación de las compras son claves a la hora de reducir el desperdicio alimentario. Si haces compras semanales y solo compras lo que realmente necesitas y no en exceso verás cómo logras llegar al final de la semana sin tener que botar comida. Comprar lo que realmente necesitas está relacionado con pensar y organizar las comidas de la semana con anticipación.

Sé que a veces es difícil planificar las comidas de una semana completa con anticipación, pero créeme que es un hábito que puede aligerar mucho la carga de la semana y solucionar el clásico problema de “¿y hoy que como?”. 

Foto: unsplash.com

Te doy algunos tips personales que me han ayudado a planificar y organizar las comidas de la semana:

  1. El día lunes miro lo que tengo en el refrigerador y hago una lista con 3 a 4 posibles comidas que puedo preparar con lo que tengo, así tengo ideas para toda la semana.
  2. Guardo esta lista en mi celular (también puede ser en un papel pegado al refrigerador para que la tengas presente).
  3. Aparte tengo otra lista donde voy anotando lo que falta para que a la hora de ir al supermercado no compre en exceso y cosas que no necesito (¿ya te diste cuenta que AMO las listas?).

Para reducir el desperdicio de alimentos, a la hora de cocinar prefiere los productos que estén prontos a caducar o echarse a perder antes de los que tengas recién comprados. 

2. COMPRA A GRANEL

Continuando con la idea anterior, cuando vayas de compras prefiere comprar a granel ya que así podrías comprar en las proporciones exactas que necesitas, y evitar comprar paquetes completos cuando solo necesitas una porción pequeña.

No solo la fruta y verdura se puede comprar a granel en los mercados, también los granos, cereales, frutos secos, semillas y especias. 

Almacena tus productos a granel en envases de vidrio para que duren más tiempo. Yo por lo general “colecciono” envases de vidrio de otros productos (los lavo bien y los guardo) para así tener siempre disponibles para almacenar mis productos a granel (y no tener que comprar más envases para este fin).

3. COCINA AL MENOS 1 VEZ A LA SEMANA CON SOBRAS

¡Que viva el LUMAMI (las sobras de los días lunes, martes y miércoles en un solo plato)! 

Foto: unsplash.com

Aprovechar  las sobras para hacer la comida de un día de la semana es un gran método para reducir el desperdicio de alimentos. 

Solo debes desplegar un poco de tu creatividad e intentar juntar las sobras de varios días en un plato. Aunque no lo crean de estas combinaciones han salido varias ideas de recetas que tengo en el blog 😉

Otra idea para ir consumiendo las sobras es llevar esta comida en tupper (aquí tienes varias ideas de platos para llevar en tupper) o comerlas cuando estás solo en casa y no tienes ganas o tiempo para cocinar (algo que hago muy seguido).

4. PREFIERE FRUTAS Y VERDURAS FEAS

A diario en los campos se desperdician (quedan tiradas o se van a la basura) miles de toneladas de frutas y verduras “feas” (de tamaños o formas diferentes al estándar) porque los consumidores prefiere frutas y verduras “bonitas” cuando van de compra.

Foto: huffpost.com

A mi me parece una gran estupidez, ya que las frutas y verduras “feas” saben igual que las “bonitas” ¡y a veces hasta mejor! Es por esto que cuando vayas a comprar a la feria o al mercado prefiere siempre las frutas y verduras más feas, ya que son las que más probablemente terminarán en basurero porque nadie las quiere 🙁


Te recomiendo seguir a la Fundación Retroalimenta (Discosopa) si estás interesado en colaborar con la generación de acciones concretas para fomentar la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos en la comunidad. Además comparten excelentes consejos y tips en sus redes 😉


5. APROVECHA LAS FRUTAS Y VERDURAS QUE SE ESTÁN ECHANDO A PERDER (O QUE APARENTEMENTE YA ESTÁN PARA BOTARSE) 

Es impresionante la cantidad de veces que  botamos frutas y verduras porque tienen una pequeña mancha, un machucón o ya no están frescas. ¡Todos merecen una segunda oportunidad! Dale una vuelta y transforma esas frutas y verduras en otra cosa, como una mermelada, un jugo o una sopa, solo por nombrar algunas alternativas. 

Foto: unsplash.com

El plátano es la típica fruta que tiramos a la basura cuando se pone negro, pero ¡no lo hagas! Son ideales para preparaciones dulces. Mira esta receta de queque de plátano o de waffles integrales que usan plátanos súper maduros dentro de sus ingredientes.

Si tienes frutas que están echando a perder también puedes aprovecharla para hacer un rico crumble de frutas (receta aquí). 

Si tienes mucha verdura de un solo tipo también puedes aprovechar para encurtir (con vinagre, sal y agua) y así conservarla durante más tiempo (en esta receta tienes la receta de cebolla encurtida, puedes usar el mismo método para encurtir pepino, otras cebollas, zanahoria, limones y muchas otras verduras). 

Mira este interesante video de Blossom con trucos para poder conservar varios alimentos por más tiempo

6. CONGELA

El congelador puede ser uno de tus mejores aliados a la hora de luchar contra el desperdicio de alimentos en tu casa. Personalmente tengo pescados, mariscos, carnes, frutas, verduras y muchas otras cosas en porciones siempre disponibles en el congelador. 

Foto: unsplash.com

No todo se puede congelar pero muchísimas más cosas de las que piensas si se pueden, la cosa es saber cómo hacerlo. 

Te dejo este práctico video de El Comidista con tips para congelar alimentos y así evitar el desperdicio de alimentos y siempre tener comida disponible en tu refrigerador 😉

7. APROVECHA CADA PARTE DE LOS ALIMENTOS

Muchas veces botamos más de la cuenta sin saber que muchas partes de las frutas y verduras se pueden aprovechar para otras preparaciones.

La mayoría de los tallos de las hierbas aromáticas y hojas verdes como el cilantro, perejil, albahaca, acelga y espinaca se pueden usar sin problema, sobre todo cuando van cortadas o trituradas (en un pesto, por ejemplo).

Muchas hojas, como por ejemplo las del apio, se pueden secar y aprovechar para agregar a luego a preparaciones o para hacer infusiones. 

Otro gran ejemplo de aprovechamiento es el de la bolsita del caldo, una bolsita a la que le agregas los restos de verduras que generas cuando estás cocinando (como tallos, cáscaras, etc), luego la congelas y cuando quieras hacer una sopa o una preparación que necesite caldo, utilizas todo el contenido de la bolsita para hacer un rico y sabroso caldo. 


7+1.RECICLA / REUTILIZA TUS RESIDUOS ORGÁNICOS

El primer paso es separar tus residuos orgánicos, una vez que tengas ese hábito puedes comprar o crear tu propia compostera o contratar un servicio de retiro para aprovechar tus residuos.

En este artículo del blog Lo que más puedo habla sobre las diferentes alternativas de composteras que existen en el mercado y los servicios de retiro de residuos orgánicos.

Foto: loquemaspuedo.cl

¿Qué te ha parecido estos consejos? ¿Agregarías alguno a la lista? ¡Si te gustó te invito a compartir este post!

2 Comments

  1. Definitivamente consejos muy prácticos que nos permiten contribuir con el medio ambiente, reducir el desperdicio en nuestros hogares y además nuestro bolsillo y presupuesto estarán sumamente agradecidos!

    • Gracias Pat! Son consejos súper sencillos pero lo que necesitamos es que poco a poco la gente tome conciencia de que pequeños cambios pueden ayudar muchísimo! Gracias por leer y compartir <3

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*