Queque de zapallito italiano (zucchini bread) con aceite de oliva y limón

No dejen de preparar este dulce, suave y esponjoso queque o bizcocho de zapallito italiano (zucchini o calabacín). Uno de mis últimos descubrimientos que no puedo dejar de preparar. ¡No van a creer lo rico que queda!

Hace algunas semanas, buscando qué hacer con un zapallito italiano que tenía, encontré la receta de un Zucchini Bread en uno de mis blogs favoritos del mundo Pinch of Yum, la hice con algunas modificaciones y ME ENCANTO el resultado. Volví a hacerla de nuevo para poder compartirla con ustedes, porque definitivamente es uno de mis queques favoritos del momento.

Su textura es suave y esponjosa, gracias al aceite de oliva que lleva la receta como ingrediente emulsionante. El zapallito italiano le agrega jugosidad y el limón el toque cítrico que transforma este queque en una verdadera delicia. 

No los entretengo más y solo les digo TIENEN QUE PROBARLO por más rara que les parezca la combinación de ingredientes y sabores. Estoy segura de que les va a encantar el resultado final y lo van a querer compartir con sus amigos y familia.

Si no tienen los ingredientes o quieren un queque o bizcocho diferente los invito a revisar mi famoso queque de plátanos feos , este increíble queque de zanahoria con yogurt y especias (a todos les encanta) o un clásico queque de limón con amapolas. 

Tiempo estimado de preparación: 1 hora y media
Porciones: Aprox 20

Ingredientes

  • 2 zapallitos italianos (calabacín) medianos o 1 grande
  • Ralladura de 2 limones
  • 3 huevos
  • 200 grs de azúcar rubia (morena)*
  • 150 grs de azúcar blanca (la clásica)*
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 150 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 2 tazas (400 gr) de harina
  • 2 cdtas (10 gr) de polvos de hornear
  • 1 cdta (5 gr) de sal
  • 1 cdta de jengibre fresco rallado (o ½ cdta de jengibre en polvo) (opcional)
  • ½ cdta de nuez moscada rallada (opcional)
  • 2 cucharadas de semillas de amapolas (opcional)

*A mi me gusta como queda con una mezcla de ambos tipos de azúcar, pero puedes ocupar 350 gr de azúcar de un solo tipo (en ese caso recomiendo azúcar morena o rubia, ya que le da un color caramelo a la mezcla). No he probado hacerlo con otros tipos de endulzantes.

Paso a paso

  1. Precalentar el horno a 180 grados durante al menos 10 minutos.
  2. Lavar y rallar el zapallito italiano (con cáscara), una vez esté rallado agregar 50 gr de azúcar morena, y mezclar bien. Colocar la mezcla sobre un colador grande y bajo este un recipiente para que vaya cayendo el agua durante aprox 10 minutos. Para poder estrujar de mejor manera, puedes agregar otro recipiente con agua sobre el zapallito para ejercer presión (como se muestra en la foto), puedes ejercer presión con las manos (como estrujando) para terminar de sacar todo el exceso de agua.
  3. Mientras tanto en otro recipiente grande agregamos el azúcar (150 gr de azúcar blanca y 150 grs de azúcar morena), 3 huevos, 1 cucharada de extracto de vainilla y la ralladura de limón. Mezclar bien todo con la ayuda de un tenedor o una varilla de mano.
  4. Ir agregando poco a poco el aceite de oliva (150 ml) a la mezcla anterior hasta incorporar totalmente a la mezcla.
  5. Agregar las 2 tazas de harina, 2 cdtas de polvos de hornear, 1 cdta de sal y opcionalmente el jengibre, la nuez moscada y las semillas de amapolas. Luego agregar el zapallito italiano rallado. Mezclar todo bien (quedará con una textura pastosa-pseudo líquida).
  6. Colocar papel mantequilla o de hornear sobre el molde de queque y agregar la mezcla. Llevar al horno precalentado a 180 grados durante aprox 1 hora y 15 min o hasta que esté dorado por fuera y al insertar un palillo salga limpio.
  7. Sacar del horno y dejar enfriar aprox 20 minutos antes de cortar para que no se desmorone.

¿Que les pareció esta receta? ¿Han probado alguna vez algo similar? Si tienen dudas o quieren compartir su experiencia pueden dejar un comentario aquí abajo.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*